“LAS SOMBRAS” DE JAVIER D. ARUQUIPA PAREDES

El mundo de las sombras o el mundo de las verdades, las sombras son el reflejo del hombre, la conciencia humana, las sombras tienen formas y fondos, tienen historias, viven, trabajan, se recrean, aman, mueren y vuelven a vivir en el único mundo oscuro de las sombras, la noche. En fin, a quien no le daría nauseas, ver la historia del hombre a través del mundo de las sombras, o, caso peor, conocerse asimismo, haciéndose observar con su propia sombra. Las sombras es el último poemario de Javier Domingo Aruquipa Paredes, poeta paceño:


LA SOMBRA DEL AMANUENSE

las sombras me persiguen
y no sé como librarme de ellas

se arriman a mis esquinas
a las fisuras de mi cara
a los estigmas que me dejaron las calles
y a una que otra vela agonizante que apagan

las sombras están en todo lado
antes que llegue
ellas ya llegaron
incluso cuando nací
ellas ya estaban
entre las piernas de mi madre
con el disfraz de humano entre sus dedos
listos para atraparme
…me pesa la carne

las sombras me atormentan
como yo a los que conozco

apagan agosto
se vuelven espejos
escupen / vomitan / se orinan
zumban dentro mis huesos
y me hacen daño
roen cada intento de mi vivaque inicio
y me hacen daño
enferman de rabia mis días
y me hacen daño
se aglomeran en mis soledades
y me hacen daño
…y me hacen daño

las sombras me persiguen
y no sé como librarme de ellas

son tantas y tan diferentes
que a ratos retumban
en procesión hiriente
como hienas cadavéricas que gritan
la capitulación de mi cuerpo y el festín de la carroña
ante los espasmos de la forma y su muerte

el chillo de las putas
espanta todos los intentos
de mis otros demonios
que se arrodillan ante ellas

incluso mis santos
que antes me hablaban
se revistieron de su túnica
para callar mi silencio
¡fantasmas hipócritas!
¡dioses de tormento!

escribe el amanuense
ya no hay remedio
ya todo está dicho
la estrategia consiste
en como radiar con ellas
piensa el demiurgo
lo miro reverente
es viejo
taciturno
pero sabio
prudente

el oráculo borbotea
en su pluma que escribe
hay que agarrar a una de ellas
en el justo estallido
de la burbuja perfecta


pretérita condena
ridícula idea
¡¡¡poesía!!! dirán

…no
son las sombras que me atormentan
por las calles / por tus ojos
por tus cuerpos / por tus huellas
y me conducen
siempre a este mismo lugar
donde espero impaciente
de la pluma de esfera
la del amanuense
que no es más que otra sombra
que se divierte conmigo


LUNA, para servirles…

posted by dario manuel @ 3:15 PM,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home