El lado más humano de J.D. Salinger

HJHJJ
HJHJ
HJH
GH
FHG
FG
FGF
FG
FG

GHK

JJG

HH

El autor de «El guardián entre el centeno», de cuya muerte se cumple hoy un año, era aficionado al tenis y fan de Los Tres Tenores, según revelan unas cartas que ahora ven la luz

EFE / LONDRES

El escritor estadounidense Jerome David Salinger, de cuya muerte se cumple hoy un año, tenía fama de recluso y asocial, pero el autor de «El Guardián entre el Centeno» no vivía en una torre de marfil sino que era aficionado a deportes como el tenis y le encantaba escuchar a los Tres Tenores, entre los que su preferido era José Carreras.

Estas son varias de las conclusiones que se desprenden del medio centenar de cartas escritas por Salinger a Donald Hartog, un londinense a quien conoció en 1938. Las cartas fueron donadas por la hija de Hartog a la Universidad de East Anglia (Norwich, Reino Unido), que las ha hecho públicas en el primer aniversario de la muerte del escritor.

"Tenía fama de recluso, de persona encerrada en sí misma, pero las cartas revelan a otro Salinger, no esa persona huidiza y siempre enfadada que se imaginaba la gente", afirma Chris Bigsby, profesor de estudios americanos citado por el diario "The Guardian".

Aficiones culinarias y deportivas

Las cartas revelan que a Salinger le deleitaba escuchar a los Tres Tenores -Plácido Domingo, Luciano Pavarotti y José Carreras-, y sobre todo ver partidos de tenis, especialmente cuando jugaba el británico Tim Henman.

En sus cartas, Salinger le confesó también a su amigo británico que prefería las hamburguesas de Burger King a las de otras cadenas y que el teatro era una de sus pasiones.

Salinger y Hartog se conocieron como adolescentes en Viena, donde habían sido enviados por sus respectivas familias a estudiar alemán y el escritor viajó incluso en 1989 al Reino Unido para visitar a su amigo, que cumplía setenta años.

posted by dario manuel @ 3:49 PM,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home